Fondo

Exhibición de Rossi en Jerez

Exhibición de Rossi en Jerez

Es NoticiaTemporal nieve directoTrumpGastos constituci hipotecasGranadosFernando AlonsoYouTubeEl HormigueroEurovisi 2018NetflixMuere QuiniABCMi perfil Cerrar sesiónEspaaCasa RealMadridSevillaAragónCanariasCastilla y LeónCataluaC. En un bochornoso domingo de abril, el italiano suma un triunfo más a su historial. Ya son 87, nueve de ellas en el circuito jerezano. Después de que el ao pasado rozara el título, el paddock pensaba que había pasado su última gran oportunidad de sumar su octava corona en la máxima categoría. Pero la ambición de Rossi supera su ingente palmarés. En Jerez, donde no había ganado desde 2009, en territorio de Jorge Lorenzo y con los mejores tiempos del balear y también de Marc Márquez en los entrenamientos. Rossi. De principio a Polo Ralph Lauren Outlet fin, como lo había hecho su compaero de equipo el ao anterior. Desde la pole y sin mirar atrás. Y por delante de Lorenzo y de Márquez. El maestro sigue dando lecciones. Sigue tercero en el Mundial, y recupera una Mochila Louis Vuitton madrid sensación de triunfo que no disfrutaba desde Silverstone el ao UGG Sale Camisa Ralph Lauren pasado.

[Así hemos contado la carrera]

Mirada perdida y sin parpadeos. Así estaba el italiano segundos antes de Bolsas de Louis Vuitton Baratos que comenzara la carrera. Había ganado puntos la maana anterior, con una vuelta increíble que mejoró los tiempos de Lorenzo y Márquez y con la que se coló en la primera posición de la parrilla. Fue un éxito por el dato numérico y sus consecuencias. El balear llegaba a Jerez confiado por regresar a Europa y al circuito donde el ao pasado comenzó su remontada hacia el título, y con muy buenas sensaciones en los entrenamientos del sábado. Márquez, convencido de que podría encadenar otra victoria a pesar de que el circuito no le favoreciera. Ahí estaban sus buenos datos en la previa. Pero llegó Rossi para decirles que no se olviden de él. Que sigue siendo un maestro. Que está muy en forma. Y que quiere ganar.

Así volvió a demostrárselo a todos en la parrilla: su salida fue muy buena. Solo Jorge Lorenzo lo siguió. Márquez sufrió más de la cuenta y aprovechó Dani Pedrosa para quitarle la tercera plaza, aunque le duró poco porque el 93 lo UGG Ni os adelantó en la siguiente vuelta.

Las Yamaha Billeteras hombre Louis Vuitton en cabeza continuaban muy pegadas, aunque Rossi era el que tenía mayor velocidad. Tanta, que Lorenzo comenzó a verlo un poquito más lejos cada vez. Una décima mejor del italiano supuso más centímetros de asfalto entre los dos compaeros de la marca japonesa. A mitad de carrera, la diferencia llegó a los dos segundos, casi los tres a falta de doce vueltas.

Márquez buscó el hueco para colarse ante Lorenzo, pero este nunca lo dejó. Con un tercio de carrera por disputarse, prefirió conservar la Nike Air Max 90 calma y asegurar la tercera plaza. Demasiado ímpetu de Rossi, demasiada rabia de Lorenzo, demasiado colchón por detrás para no perder puntos que ya tiene ganados.

Porque a falta de diez vueltas, el piloto balear encontró la pizca de velocidad que la que logró el récord de pista el ao pasado (1’38.735). Aunque no puo bajar del 1’40, sí presionó en las UGG Ni os últimas vueltas a su compaero hasta perfilar la diferencia en dos segundos. Consciente de ello por las pizarras que le mostraba su equipo, Rossi recuperó la agresividad que lo había llevado a este escenario. En apenas dos vueltas, los dos segundos se convirtieron en tres, tres y medio, tres y ocho décimas. También Lorenzo decidió renunciar a luchar contra un imposible. También hincó la rodilla ante el maestro. “Cuando intentaba alcanzarlo pasó algo y no Bandoleras Louis Vuitton Baratos pude abrir gas más de un 80 %. Lo inteligente era salvar los 20 puntos. Hay días en que no se puede y hay que saber pensar en clave de título”.

Una vez más, Rossi levantó la moto y la mano para decirle a la parrilla: “Aquí estoy yo, de donde nunca me fui”. Una victoria aplastante sobre el asfalto y en la moral.