Fondo

es ser el nuevo amo

es ser el nuevo amo

La noticia es que Millonarios ya no es “el más veces campeón” y para colmo de males quien le arrebató la corona de la cabeza, parodiando a Miss Universo, fue su archirrival paisa. Con la segunda atajada de Armani, Nacional conquistó un logro más codiciado que el de las 15 coronas: ser el nuevo amo del patio. Anhelo adelantado con las exhibición de las 22 copas en el clásico ante Medellín (al que una vez más doblegó) y que era el único rubro en el que no podía exhibir supremacía.

La estrella 15 garantizó la supremacía deportiva, pero también simbólica de ser los nuevos dueos del patio

Lo que sucede con Nacional en el fútbol colombiano no es Bolsos de Louis Vuitton inusual en el mundo y tampoco en nuestro país: los torneos son asimétricos porque UGG Sale la vida también lo es; unos equipos son más ricos que otros y saben administrar mejor su fortuna y otros capitales de diversa índole: simbólicos, históricos, deportivos los ejemplos más obvios son El Real y el Bara Bolsos Louis Vuitton Segunda Mano Madrid Baratos en Espaa; Boca y River en Argentina; Bayern en Alemania, Corinthians y Flamengo en Brasil y así podríamos seguir liga Zapatos Louis Vuitton por liga Bolsos de Louis Vuitton en el planeta fútbol.

Plata llama plata dice el adagio popular: el éxito atrae éxito. Esa fue la fórmula de Millonarios entre los 50 y 60, del América en los ochenta y de Nacional del último tiempo. No es vano esos tres equipos son los únicos de talla nacional: los que cuentan con hinchas en todo el país y los más ganadores del torneo local. Afición y títulos son un matrimonio perfecto Por qué Nacional suma tantos hinchas hoy? No se necesita ser un genio para responder que nos hacemos seguidores de los equipos por sus gestas (o por herencia o por desafiar la herencia).

No en vano la hinchada “nacional” por fuera de la Capital que tiene Millos supera los 50 aos y la del América (fuera de Cali) está en la franja de edad de los 30 a los 40; en cambio la gran muchachada de UGG Sale Nacional es la más joven: son los nuevos reclutas de pasión.

Otra cosa interesante es la del prestigio de las ciudades; en donde una vez más la disputa se circunscribe a las tres ciudades “más importantes” demográfica política y económicamente hablando: Bogotá, Medellín y Cali. Barranquilla sería la cuarta en disputa, pero los alcances del Junior jamás han sido nacionales ya que ha construido un discurso regional (de ellos vs chachacos) que no sintoniza con las audiencias deportivas del país.

Me he divertido mucho acompaando la generosa producción de los hinchas en redes sociales a partir tanto de los triunfos de Santa Fe en la Sudamericana (a propósito, Santa Fe es otro de los equipos históricos que no logró espectro nacional, quizá eclipsado por su rival de patio) como el reciente del verde de la montaa. Los memes, tuits, chats e intercambios por Facebook son un material de gran riqueza para los que nos gusta estudiar esto; particularmente sociólogos y antropólogos.

Los verdes de Antioquia seguirán afirmando ser el único equipo verdaderamente nacional, lo que es cierto a medias: no son los únicos. Tampoco son “provincianos” aunque a la postre para los hinchas no importa si es verdad o no, siempre y cuando se lo crean como les endilgan los azules de Bogotá: Medellín es también “centro” en indicadores como la política, la economía y la cultura. Que Bogotá y Medellín se disputen la supremacía demuestra que están en paridad de posibilidades.

Otra cosa que no he podido entender es eso de “montaeros” que unos les dicen a los verdes como insulto y que ellos apropian como elemento de orgullo Acaso no es andino el fútbol colombiano? Bogotá, Medellín, Manizales, el Tolima Grande Polos Ralph Lauren y hasta el Oriente (Bucaramanga y Cúcuta) están sobre las cordilleras y Bogotá está más arriba en altitud que Medellín Alguien me explica eso?

Por lo que la verdadera disputa (de micro y macro identidades) se da, más que nada, en el plano simbólico y del discurso que crea “otredades” para ratificar las singularidades propias.

Un Bolsas y Carteras Bolsas Louis Vuitton Baratos verdadero deleite ese juego de dimes y diretes el ao que viene se Donde Comprar Nike Air Max 90 Baratas antoja mejor Una segunda Libertadores para Nacional? La primera Comprar zapatillas Air Max Baratas de Santa Fe?

Delantero frustrado que sólo resultó goleador jugando con los nios pequeos de la cuadra. Lector de sección de deportes de los periódicos y oyente de radio futbolera. Coleccionista de cuentos que tengan como protagonistas a la pelota y a quienes luchan por conquistarla. Llanero de cuna, pero feligrés del equipo rojo de Cali. Radicado en Brasil dónde vive una segunda luna de miel con el balompié: el matrimonio con el Flamengo (“O mais querido do Brasil”). Sociólogo por necesidad y Magister en antropología por vocación. Actualmente estudiando un doctorado en Rio de Janeiro; argumento que es pretexto para devorar fútbol por montones y estar en la fiesta de la Copa Mundo de Brasil 2014. O tal vez la segunda libertadores, la que ganaron ilegalmente al entrar al camerino y amenazar a Hernan Silva, el arbitro chileno. Cuando el triunfo se llena de egocentrismo y arrogancia no deja ninguna enzenanza, solo mas ignorancia. Menospreciar a Barranquilla donde Colombia ha clasificado a los ultimos mundiales es un insulto al futbol. Reconozcalo, su columna es sarcastica, llena de prepotencia, soberbia, malintencionada e hipocrita. Mas respeto FutbolRed.

Huy. Qué buen comentario. Creo que los violentos que entran por lo general a futbolred no tendrán argumentos inteligentes para rebatir lo que usted dice. Soy hincha de Nacional. Y disfruto de los triunfos y molestar a los hinchas de patio, los del Medellín, pero en ese sentido. Sólo por molestar. Por reirnos un rato de sus derrotas así como ellos nos molestan cuando es Nacional el que pierde. Creo que los monólogos en las ligas de fútbol igual se vuelven aburridos. Que sólo Nacional se vea en las finales también cierra las posibilidades de ver otras ciudades, otras culturas. Pero como usted dice, es el resultado de ser organizados y de tener un gran poder económico detrás. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que: