Post

El Gato Corredor

El Gato Corredor

Después de mucho tiempo siguiendoles la pista, por fin UGG Hombre me decidí a hacerme con unas New Balance MR00 v2, el modelo más minimalista de la marca de Boston. Menos que esto, unas fivefingers o directamente huaraches.

Como siempre, New Balance acierta (y ya van.) con el diseo, por lo menos a mi parecer, son muy muy chulas. Unos acabados con buena pinta (espero que no me decepcionen con el paso de los kilómetros) y la suela vibram, garantía de durabilidad y agarre.

Nada mas calzarlas, se nota el drop 0, con una sensación muy cercana al suelo, lo cual yo agradezco. Como si llevara pies de gato. Mucha libertad para los Botas UGG ni a dedos gracias a su horma ancha en la puntera y buen ajuste de la lazada asimétrica.

Los primeros 6 kilómetros Bolsos originales Louis Vuitton Baratos me dejan unas muy buenas sensaciones. Sin mirar el crono, centrándome únicamente en la técnica de carrera, han salido a una media de 4:25/km. Lo cual está Ralph Lauren Outlet bastante bien para ser un entrenamiento “no a cuchillo”. Con la zancada correcta no hacen ruido, no se oye apenas nada. Adelantas y no saben de dónde coo has salido. Si los ninjas llevan zapatillas, seguramente serán estas.

Seguiré probando, a ver cómo se comportan con series y tiradas más largas.

Escrito por elgatocorredor 10 11 2014 en Carreras. Comentarios (0)

Hoy lunes empieza una semana muy especial para muchos corredores. Por si no lo sabéis, os lo cuento yo.

El domingo es el maratón de Valencia!!!

Yo repito, como varios compaeros de Som Passatge y otros tantos que se estrenan en la distancia de filípides.

Meses entrenando, ayer fué el último entrenamiento largo, atrás quedaron las tiradas de 30 32 kms y Bolsos Louis Vuitton Baratos empiezas a oír demasiado que los deberes ya están hechos.

Las dudas te asaltan y si no acabo? sientes dolores donde no los tenías y te acojonas. Son Bag Louis Vuitton Baratos tus piernas que tienen mono de kilómetros. El domingo tendrán su ración.

Tienes la cabeza como un bombo de descarga y carga de hidratos. Ya está decidido desde hace tiempo qué zapatillas, pantalón, camiseta, calcetines, gorra, gafas. te vas a poner. Lo que vas a desayunar y a qué hora te tienes que levantar el día D para no llegar tarde a la hora H, grabado a fuego en tu agenda.

Preguntas por la cena, te contestan pimientos y entiendes “avituallamientos”. En el trabajo estás que no estás en lo que deberías. Tu calculadora mental echa humo pensando a qué hora pasarás por ese punto que queda cerca de tu casa o donde estará tu club de fans.

Sólo tienes ganas de salir el viernes (o sábado) de trabajar para ir a la feria del corredor a por tu dorsal y, ya de paso, a ver si pillas algo a buen precio.

Encima te dicen que esa semana no pienses en el maratón. Aún estoy intentando encontrar la forma de hacerlo. Además la ciudad (carriles del río incluidos) está llena de carteles. Como si se te fuese a olvidar!

Hablas con el fisio porque se te había pasado pedir cita para una descarga, no tiene hueco y le intentas sobornar Zapatos Louis Vuitton Bolsos para que haga lo posible. Te pago el doble!

Pese a lo larga que se te hace la semana, el sábado acaba llegando.

Preparas la mochila con esmero, no te vayas a dejar algo. Como siempre que haces la maleta, echas más que menos Zapatillas Ralph Lauren por si hace frío, Comprar Nike Air Max Online calor, sale el sol, está nublado, llueve, graniza, nieva o si le da a ese tsunami por venir justo el día del maratón. Parece que te vas quince días de vacaciones y estarás una maana corriendo a 5 kms. de casa, te falta Louis Vuitton una rebequita por si refresca. Después de la ropa y complementos, viene la farmacia; geles, recovery, isotónico, sales, vaselina. Al final, llevas un maletón de la hostia.

Hora de cenar (cuidado con la pasta, no os déis un atracón de macarrones) y dormir. Dormir dice, qué fácil es decirlo. Un par de cervezas, no más, cenando son mano de santo para coger el sueo.

El domingo es el gran día. Sigue el plan establecido (cuidado con emocionarte en los primeros kilómetros, es fácil engorilarse) y triunfarás. El muro vigila y es implacable con los listillos. Además tiene al tío del mazo como artista invitado. Con toda probabilidad será un día inolvidable. Que hayas cumplido con los entrenamientos y tener o no cabeza marcará (no al 100%, pero casi) si será para bien o para mal.

Preocúpate de llevar el ritmo de crucero que has podido llevar en los largos, hidratarte bien, protegerte de las rozaduras y disfruta de la carrera. Correr un maratón en las calles de esta ciudad no tiene precio.